Perder el miedo a la vasectomía

Entrevista a la Dra. Gioielli Antonella

19 de abril del 2021
Dra. Gioielli Antonela Uróloga especialista en Andrología, microcirugía y reproducción. Salud sexual y reproductiva masculina
Ramiro Reibaldi
Ramiro Reibaldi, integrante de CrESI

¿Qué es la vasectomía?

La vasectomía es una técnica quirúrgica de anticoncepción que se tiene que tomar como definitiva. Es el análogo a la ligadura tubaria que se puede hacer en la mujer. El objetivo es eyacular sin espermatozoides, para impedir el embarazo.

¿Por qué cree que se hacen más ligaduras de trompas que vasectomía?

Se debe a dos cosas que van ligadas en la mano: lo social y la educación que hemos tenido. Hay países como en EEUU, también algunos países de Europa, en que se calcula que el 20% de la población masculina mayor a 40 años se realizó una vasectomía, más allá que el porcentaje es menor que la ligadura tubaria, ya está muy reconocida, socialmente aceptada. Es un poco de falta de conocimientos, de miedos, de temores que van de la mano con la cuestión social y la educación. Por mucho tiempo ha sido tabú y las leyes no han ayudado. A partir de la ley de anticoncepción eso está cambiando cada vez más y hay un acceso a la información que antes no había.

La efectividad de la vasectomía es similar a la ligadura tubaria. Es mayor al 99,9% de efectividad.  Hay una serie de cosas a tener en cuenta para no embarazar, porque el efecto no es inmediato. Hay gente que se relaja cuando se hace la vasectomía y no se hace el espermograma del control y a lo mejor nunca llegó a negativizar sus espermatozoides. Entonces, ahí ocurre un embarazo. Esto no es una falla de la técnica sino un descuido de los cuidados que hay que tomar después de realizarse la vasectomía.

Cuando te haces la vasectomía se habla de que tienes que tener 20 eyaculaciones, o esperar de  2 o 3 meses de la vasectomía para llegar a cero espermatozoides. Eso se controla con un espermograma. El espermograma es un estudio donde se evalúa la cantidad y la calidad de espermatozoides. En este caso lo que nos  interesa es evaluar que la cantidad que haya sea cero.  A veces, se encuentran unos poquitos pero hay que ver la movilidad. Se tiene que hacer un espermograma a los dos o tres meses para chequear que esté en cero. Una vez que la persona llegó a cero espermatozoides ya podés “dejar de cuidarte”. Lo digo entre comillas, porque la vasectomía sólo impide que se produzca un embarazo, pero no previene contra las infecciones de transmisión sexual.  Si uno tiene una pareja estable, en una relación cerrada, puede dejar de cuidarse con otro método anticonceptivo, pero esto no te va a prevenir la infección de transmisión sexual,  igual que la ligadura de trompas.

Si, es potencialmente reversible. Esto quiere decir que hay que tomar una serie de pautas para saber si es reversible o no, y si se indica. Por ejemplo,  se calcula que el 80 a 90%  de las vasectomías se pueden revertir; lo cual no quiere decir que se pueda producir un embarazo. De las que se revirtieron hay un 50 o 60% que logran un embarazo en forma espontánea. Pero, por ejemplo, como la fertilidad es algo de a dos, si hay un hombre que tiene una vasectomía, que tiene una pareja mujer de 40 a 43 años,  la reserva ovárica en la mujer a partir de los 35 a 37 años decae. Siempre hay que evaluar cada caso individualmente, pero en estos casos que hay una mujer que tenga mayor edad se aconseja no esperar mucho.  En estos casos puede ser indicados una biopsia de testículo, más que revertir. Esto se debe a que la reversión puede tardar hasta un año en verse los efectos, un año hasta que empiecen a aparecer espermatozoides en el eyaculado, más lo que puede llevar la búsqueda de embarazo, todo hace que vaya pasando el tiempo.

Para nada. Este es uno de los mitos por los cuales muchos hombres hasta le da miedo consultar. Lo que se hace es cortar los conductos deferentes. Estos tienen la función de llevar a los espermatozoides hasta  el líquido que producen las vesículas seminales y la próstata, lo que es el semen.  Ese volumen eyaculado que producen los testículos es entre un 3 y un 5% del total, o sea una persona no se está milimetrado cuantos eyacula pero si lo hiciera es aproximadamente en 3 a 5% menos.

No, no afecta la vida sexual. Lo único que hacemos con la vasectomía es generar una obstrucción en las vías espermática. No tiene nada que ver ni con la sensibilidad ni con la erección, ni con el deseo.

El único requisito para hacer una vasectomía es ser mayor de edad y dar el consentimiento. Por ley no necesitas otra cosa. Hoy se toma la mayoría de edad a los 16 años. Una persona que sea mayor a 16 años, que  entre en el consultorio y  quiere saber sobre este método, se le explica, se le dan a elegir otros métodos anticonceptivos pero si lo piensa y está seguro por ley está avalado.  Siempre se tiene que tomar, más allá de la reversión, se tiene que tomar como algo definitivo. Más allá de que después si existe un arrepentimiento podamos hacer cosas. Entonces, es un método excelente para quienes tienen definida su paternidad: ya sea que no quiera tener hijos, o ya tenga dos y no quiera tener más.

Sí, la ley 26.130 establécese que toda persona mayor de edad tiene derecho a acceder a la realización de las prácticas denominadas “ligadura de trompas de Falopio” y “ligadura de conductos deferentes o vasectomía” en los servicios del sistema de salud.