Derecho

¿Cuáles son los derechos sexuales y reproductivos de los jóvenes?

  • Derecho a decidir libremente sobre el propio cuerpo y la sexualidad. Nadie te tiene que presionar y todos deben respetar las decisiones que tomes.
  • Derecho a ejercer y disfrutar plenamente de la vida sexual. Podés experimentar cualquier experiencia o expresión sexual o erótica que sea lícita.
  • Derecho a manifestar públicamente las ideas y afectos. Nadie tiene que discriminarte, cuestionarte ni chantajearte por expresar tus preferencias e identidad cultural y de género.
  • Derecho a decidir con quién compartir la vida y la sexualidad. Nadie puede obligarte a compartir tu vida y tu sexualidad con quien no quieras.
  • Derecho al respeto de la intimidad y la vida privada. Sin tu consentimiento, nadie puede difundir información sobre los aspectos sexuales de tu vida. Tu cuerpo y cómo te relacionás con los demás son parte de tu identidad y privacidad.
  • Derecho a vivir libre de violencia sexual. Ninguna persona puede abusar, acosar, hostigar o explotarte sexualmente.
  • Derecho a la libertad reproductiva. Podés decidir si tener hijas/os o no, cuántas/os, cómo y con quién. El Estado debe asesorarte y apoyar tus decisiones.
  • Derecho a la igualdad de oportunidades y a la equidad. Como joven tenés derecho a un trato digno y equitativo y a gozar de las mismas oportunidades de desarrollo personal e integral.
  • Derecho a vivir libre de toda discriminación. Tenés derecho a que no te discriminen por tu edad, género, sexo, preferencia, estado de salud, religión, origen étnico, forma de vestir, apariencia física o cualquier condición personal.
  • Derecho a la información completa, científica y laica sobre la sexualidad. Esa información te ayudará a decidir libremente sobre tu vida sexual y reproductiva.
  • Derecho a la educación sexual integral. Tenés derecho a recibir educación sexual adecuada a las diferentes etapas de la juventud, laica, sin prejuicios y que te ayude a tomar decisiones de manera informada.
  • Derecho a los servicios de salud sexual y reproductiva. Podés acceder de manera gratuita, confidencial y oportuna a servicios de salud sexual y reproductiva de calidad, en donde las/los profesionales te atiendan sin prejuicios y te brinden toda la información necesaria.
  • Derecho a la participación en las políticas públicas sobre sexualidad. Ninguna autoridad pública puede negarte información sobre políticas públicas sexuales ni impedir que participes en ellas.